Remedios Caseros para Ojos secos.

Necesitarás verter algunas
lágrimas para remediar este problema. Y la manera más fácil de
estimular la secreción de lágrimas es aplicar calor húmedo a tus
párpados. Sumerge una toalla pequeña en agua caliente, escúrrela,
túmbate y ponla sobre tus ojos durante 15 minutos. Haz esto dos o tres
veces al día o las veces que lo necesites.