Remedios caseros para la Apendicitis

Tratamiento de la Apendicitis usando fríjol de oro
El fríjol de oro es un remedio casero probado para la apendicitis aguda. Una infusión de fríjol de oro es una excelente medicina para tratar esta condición. Puede ser ingerido en cantidades pequeñas de una cucharada tres veces al día.

Tratamiento de la apendicitis usando semillas de fenogreco
El uso regular de té hecho de semillas de fenogreco ha probado ser útil en la prevención del apéndice convirtiéndose en un vertedero de exceso de mucosidad y desechos intestinales. Este té es preparado poniendo una cucharada de las semillas en un litro de agua fría y dejarlo hervir a fuego lento por media hora y luego colado. Debe ser dejado enfriar un poco antes de ingerirlo.

Tratamiento de la apendicitis usando jugos de verduras
Ciertos jugos de verduras han sido encontrados útiles en la apendicitis. Una combinación particularmente buena es la de 100ml de jugo de remolacha y 100ml de jugo de pepino mezclados con 300ml de jugo de zanahoria. Este jugo combinado puede ser ingerido dos veces al día.

Tratamiento de la apendicitis usando suero de la leche
El suero de la leche es benéfico en el tratamiento de la forma crónica de apendicitis. Un litro de suero de la leche puede ser ingerido diariamente para este propósito.

Tratamiento de la apendicitis usando trigo integral
La consumición de trigo integral, que incluye el salvado y el germen de trigo, ha sido encontrada benéfica en la prevención de diversos desórdenes digestivos, incluyendo apendicitis. El salvado del trigo puede ser esterilizado horneándolo luego de limpiarlo. Este salvado esterilizado puede ser agregado a la harina de trigo en la proporción de un sexto por peso. Dos o tres trozos de chapatís de esta harina pueden ser ingeridos diariamente para prevenir esta enfermedad.