Remedios Caseros para los Orzuelos

Las compresas calientes que la
mayoría de los médicos recomiendan para curar los orzuelos se pueden
hacer más eficaces si empapas la compresa en una solución que contiene
eufrasia (Euphrasia officinalis). Pon una cucharilla de eufrasia seca
en una taza de agua hirviendo durante 10 minutos y luego cuélala.
Empapa un paño en la solución y aplícalo al orzuelo durante 15 minutos
dos o tres veces al día.