Remedios Caseros para las Venas varicosas

Pon los pies en alto y aplica
una compresa hecha con infusión de Salvia officinalis. Esto puede
reducir al mínimo la hinchazón de las venas varicosas. Rica en
compuestos antiinflamatorios, la salvia reduce la hinchazón contrayendo
las paredes de las venas. Pon 6 cucharillas de salvia seca en 3 tazas
de agua hirviendo durante 30 minutos (el doble si estás tratando ambas
piernas) y cuélalo. Moja una toalla de tamaño mediano en la infusión y
escúrrelo suavemente. Siéntate en un lugar donde puedas poner los pies
en alto (por encima del nivel de tu corazón) y envuelve la toalla
alrededor de la pierna con varices.