Remedios Caseros para Labios agrietados

Los bálsamos convencionales
para los labios contienen petróleo y a veces alcohol, que secan la piel
sensible en tus labios. En su lugar, hidrata y protege tus labios secos
o agrietados con aceite de ricino. Lleva una botella pequeña con este
aceite y aplícala con tus dedo a menudo durante el día. Si planeas
estar al sol, utiliza una crema protectora natural sin petróleo ni
alcohol con una protección 15 unos minutos después de ponerte el aceite
de ricino.