Remedios Caseros para el Reflujo gastroesofáfico

Necesitará una
alfombra para utilizar este remedio. Suena algo extraño, pero funciona.
Ponte de puntillas tan alto como puedas y luego deja que tus talones
caigan de golpe al suelo. Repite esto de 20 a 30 veces, sosteniéndote
sobre la parte posterior de una silla para guardar el equilibrio si lo
necesitas. El movimiento hacia abajo empuja el ácido de nuevo hacia tu
estómago.