Remedios Caseros para ardor del vientre y ovarios Cocimiento

Se lo puede distinguir por el olor, consistencia y cantidad de la secreción, irritación, enrojecimiento, dolor de la vulva y vagina.

Flujo normal.-. En cantidad abundante puede ser normal en las menstruantes sanas; un flujo por demás escaso puede ser indicio de una grave vaginitis en las niñas que aún no han menstruado y en las mujeres posmenopáusicas.

El flujo de consistencia semejante a la leche, a la clara de huevo tibio, incoloro o blanco, es muy normal.

Flujo anormal.- Puede considerarse por anormal si es amarillo verdoso o de cualquier otro color y de mal olor; puede ser indicio de blenorragia o vaginitis gonocócica. Este flujo puede ocasionar irritación además de escaldaduras en la parte íntima por lo que se recomienda acudir al médico inmediatamente.

Flujo infeccioso.— En cambio el flujo infeccioso tiene por lo general un olor fétido, ese olor muchas veces proviene de la tricomoniasis (vaginitis causada por bacterias malignas llamadas tricomonas).

INFLAMACIONES Y ARDORES DEL
VIENTRE Y OVARIOS

Es frecuente en las mujeres que tienen actividades de oficina, porque pasan mucho tiempo sentadas, y por el uso de tacos, lo cual provoca dolor local, alteración menstrual y otras molestias.

Preparaciòn: En un litro de agua se pone a hervir, dos cucharadas de linaza tostada y molida, una cucharada de pelo de choclo, una cucharada de hojas de boldo, un trozo pequeño de goma arábiga y media cucharadita de flores de hierba mora, durante 3 minutos. Se retira del fuego y se deja enfriar sin destapar la olla. Tomar 4 tazas al día media hora antes de la comida y al acostarse; puede endulzar con miel de abejas o panela. También debe aplicarse barro sobre el vientre, duranté 2 horas; cuidando que los pies no se enfríen. O también sentarse por 5 minutos exactos, en agua de la llave todos los días, durante 21 días.

Infusión de sen y eneldo: tomar 6 vasos al día; aplicar barro sobre el abdomen, cuidando que los pies no se enfríen. Tomar una cucharada de aceite de olivo, con 12 gotas de limón en ayunas. También jugo de papaya con una cucharada de salvado de trigo en el desayuno.

El útero y los ovarios se inflaman en casi todos los casos por debilidad, cuando la asimilación de los alimentos no esta buena, y principalmente cuando la mujer come pocos alimentos que contienen hierro.

Por el ciclo menstrual necesita consumir alimentos ricos en este mineral, para reponer el hierro que pierde, porque la falta de hierro debilita al útero y consecuentemente pierde defensas cada mes y es el origen de diferentes problemas que van desde una simple inflamación hasta el cáncer.

Dentro de la medicina natural ha dado excelentes resultados el tomar 4 cucharadas de zumo de ortiga, en ayunas, desde 3 días antes de la menstniación, hasta 3 días después, todos los meses, esto mejorará sus defensas y los cólicos serán cada vez menos intensos.

Nota: Cuando no consiga ortiga, hágalo con alfalfa. En la alimentación aumente verduras y locros de hojas verdes, disminuya las harinas refinadas, porque contienen poco hierro:

Cocimiento :Haga hervir por 5 minutos 3 hojas de higuera (Higo) en un litro de agua para que tome en ayunas, antes de almuerzo y para acostarse. Empiece tres días antes y termine tres días después, durante un año. (puede endulzar con miel de abejas si desea).