Remedios caseros con Cebolla para la gripe y resfrio

CEBOLLA (ALLIUM CEPA)

Composición química: miligramos por cada 100 gramos: hierro 0.50, potasio 178; calcio 34; silicio 8; fósforo 45; sodio 16; magnesio 4; cloro 2; calorías 44.

La cebolla contiene las vitaminas A, B, C. G Y E. Se necesita de todo un libro para decir las propiedades de esta maravillosa planta. Los que deseen regenerar su organismo tienen en la cebolla una panacea y un elíxir.

Alivia las enfermedades de los pulmones y bronquios, las funciones digestivas, estreñimiento; vigoriza y regenera la próstata, los ojos débiles; es tónico cerebral. Expulsa las lombrices intestinales y el insomnio.

PARA COMBATIR LA GRIPE: Un médico militar francés trató a los atacados de gripe en el hospital que dirigía, con jugo de cebollas machacadas, suministrando a cada enfermo desde el comienzo de la enfermedad, 200 centímetros cúbicos diarios de jugo de cebolla mezclada con té caliente, dividido en tres tomas. La fiebre desaparecía a los 2 días. Simultáneamente con la medicación debe aplicarse al enfermo fomentos sobre el pecho.

Otra fórmula para combatir la gripe: a una taza de agua hirviente se le agrega el jugo de un limón, una cucharada grande de zumo de cebollas y se bebe 4 y hasta 6 veces al día, si el enfermo se presenta con características graves.

La cebolla y la arterioesclerosis: la cebolla hace a la sangre más fluida y más pura yjoven. Este rejuvenecimiento lo hacen la cebolla y el ajo combinados con zumo de limón y de lechuga fresca.

CEBOLLA Y EL TIFUS: Contra el microbio o bacilos del intestino el Ebert u otros, la cebolla es lo más indicado. Se deben tomar 4 a 5 kilos de cebolla hervida cada día, tomarse en forma de caldo en unos 5 ó 6 litros y con zumo de 12 a 20 limones.

También se dice que machacando cebollas, haciendo una cataplasma y poniéndosela bajo las plantas de los pies de una persona atacada de tifus, la alivia y sana. Es preciso cambiar a menudo estas cataplasmas y sepultar luego las usadas, pues están llenas de microbios tíficos.

LA CEBOLLA Y LA DIABETES: En el tratamiento de la diabetes, juega la cebolla un papel curativo y regenerador muy importante. La cebolla desinfecta y depura la sangre eliminando los tóxicos que contiene, tornándola mas sana, más limpia y más fuerte. La lechuga y el limón son excelentes para curar la diabetes y estos tiene que tomarse en abundancia, no haciendo otras comidas durante el día ni la noche que éstas a base de sales minerales, como son; cebollas, apio, lechuga, rabanitos, col, zanahorias, ajo, escarola, acelga, remolacha, puerros, hinojo, etc.

LA CEBOLLA Y LA BRONQUITIS: El que padece de bronquitis que haga esta prueba; que ingiera cada mañana una ensaladita de cebolla cruda, en lugar de café con leche que tiene por costumbre diaria, con un poco de lechuga, rabanitos y apio, aliñada con zumo de limón y poco aceite. Al cabo de 8 días verá el maravilloso resultado.

LA CEBOLLA Y LA TOS: Para la tos la cebolla es también muy recomendable. Se toma el zumo de cebollas con zumo de limón, pues son altamente generadoras de bronquios y de todo el aparato respiratorio.

LA CEBOLLA Y LA NEFRITIS: una de las mejores esencias naturales vegetales para curar la nefritis (mal de riñones) es la cebolla. A las primeras tazas de caldo de cebolla y a las primeras ensaladas ya se comenzará a orinar turbio y casi rojo, a veces corriendo el pus por las vías urinarias. Coadyuvantes de la cebolla en este caso es el zumo de limón, el ajo y el puerro.

LA CEBOLLA Y LA ANEMIA: El ácido fosfórico, el hierro, el calcio, el yodo, el azufre, el magnesio, la sosa y el flúor, impregnados a la sangre por la ingestión de mucha cantidad de cebolla hacen que el estado anémico vaya desapareciendo. La toxemia y la disemia de la sangre se curan con el azufre y el ácido alílico de la cebolla.

LA CEBOLLA Y LA GARGANTA: Comida cruda en ensaladas despeja inmediatamente las glándulas de la garganta y todo el trayecto del aparato respiratorio.

LA CEBOLLA Y LOS FORÚNCULOS: Aplíquese sobre los forúnculos cebolla asada bien machacada y con miel; aplíquese sobre la piel en la parte más aguda del forúnculo o del grano. Debe ponerse bien caliente y tratar que la miel y la cebolla toquen directamente sobre ellos. Bien vendado y puesto en forma de cataplasma, muy suavemente dejarlo de 12 a 24 horas y después cambiarlo.

AMIBIASIS: Para combatir las amibas se utiliza en la India un simple remedio de maravillosos efectos: la cebolla cabezona, su bulbo, bien lavado y sin despellejar se parte por el eje y se pone en remojo en algo más de medio vaso de agua, durante la noche, para tomar esa agua en ayunas, por 10 días consecutivos. Suspende 20 días y comienza de nuevo.

ORZUELOS: Aplicar una pequeña compresa de cebolla ligeramente tibia sobre el orzuelo.

APENDICITIS: Cura práctica: cebolla blanca en pedazos, freírla en aceite de almendras, envolver en hojas de higuerilla y aplicar caliente la cataplasma en la parte adolorida. Tomar también una cucharada de aceite de oliva.

PARA OTRAS ENFERMEDADES: La cebolla es completamente inofensiva para el cuerpo, y en las diferentes enfermedades no tiene ninguna contraindicación: arterioesclerosis, gota, reuma, fiebres, estreñimiento, colitis, dispepsia, males del sistema nervioso y en los resfriados de la pleura; trastornos de la vista, en los casos de disentería, e hidropesía, en mordeduras de animales

rabiosos y de bichos venenosos, envenenamiento, etc. Las judías, las lechugas y escarolas son altamente recomendables.

El zumo de cebollas se usa para combatir el escorbuto. Las supuraciones de la piel y la de las mucosas, la tos convulsiva y la bronquial. Dosis: una o dos cucharadas de zumo, para una tacita de agua caliente, endulzada con miel de abejas. Se toma varias veces al día esta misma dosis.

Aplicada en la caries de las muelas, alivia el dolor: unas gotas de zumo introducidas en el oído,son muy útiles contra la sordera y los zumbidos de este órgano. El jugo de cebolla está indicado para aliviar y curar las picaduras de insectos, como abejas, avispas, tábanos, arañas, etc.

Un vaso de jugo de cebollas, con agua, vigoriza y entona el organismo.

El zumo de cebollas crudo mezclado con agua cura la embriaguez. Caldo de cebollas hervidas cura el estreñimiento. Hace dormir.

Las cebollas disuelven los cálculos; constituyen un buen alimento para personas de trabajo intelectual; son especiales para aliviar el reumatismo y la gota. Medicamento y alimento para los artríticos. Comiendo cebollas crudas y frotando con el jugo, cura los sabañones, siendo para esto tal vez el mejor remedio.

En un tratado sobre la miel de abeja se recomienda como muy famosa la siguiente bebida: en tres o cuatro litros de agua se pone un kilo de cebollasdeshechas de tanto cocer, se agregan 3 cucharadas de buena miel. En cada toma se agregara el zumo de un limón o 2 en crudo. Esta bebida la recomiendan especialmente en las siguientes enfermedades:

Difteria y males de garganta
Pleuresía y males de pecho.
Infecciones intestinales.
Ataque de nefritis aguda.
Ataque de asma
G. Retención de orina

7. Enfriamientos y catarros

Dolores agudos y reumáticos
Dolores de muelas (más cargado de zumo de limón)
Cansancio nervioso
Infusión hepática y renal
Anemia y escrofulismo
La fórmula de gran valor curativo es la misma que se dio sobre el ajo.

JARABE DE CEBOLLA: cocer durante 3 horas en 2 litros de agua 1 Kg., de cebollas limpias y cortadas en pedazos, con 200 grs. de miel y 500 grs. de azúcar. Dejar enfriar, pasar por el colador y ponerlo en una botella. Este jarabe es uno de los mejores remedios contra las indisposiciones causadas por frío, como la tos, el resfriado, el dolor de garganta. Es eficaz hasta el punto de que puede curar la pleuresía y la tisis en el primer estado.