Pómulos luminosos

Para resaltarlos juega con dos tonos de colorete aplicándote el más claro en la zona carnosa y el más oscuro sobre el hueso.